QR Code Business Card
LosLotos.com
27ene/11

El origen del mito de los vampiros

Todos los mitos y leyendas que conocemos han tenido un comienzo. Pero, ¿cuál es el comienzo de los vampiros? ¿Qué hace que la gente normal empiece a creer en muertos vivientes que corren de noche y chupan sangre? Hay diversas teorías al respecto:

Los muertos vivientes

En la antigüedad no se tenían los conocimientos médicos ni los medios técnicos que se tienen ahora, por lo que resultaba muy corriente dar por muertas a personas que no lo estaban. Una persona en estado de coma, por ejemplo, o enferma de catalepsia (un cataléptico no presenta signos vitales, incluso puede mostrar rigidez, pero puede encontrarse consciente: desde una consciencia vaga e imprecisa, hasta una consciencia plena) podía ser dada por muerta y enterrada viva. Si la persona en cuestión despertaba y conseguía salir a la superficie, el “shock” provocado por una experiencia tan espantosa podía muy bien hacerles perder la cabeza. Es por eso que los “muertos vivientes” erraban por los bosques con expresión ausente y no parecían reconocer a sus seres queridos. El miedo provocado por las cruces y los signos religiosos es comprensible, si tenemos en cuenta que lo primero que ven al salir de la tierra son cruces y símbolos por todas partes, y su mera visión les hace rememorar el trauma sufrido.
La terrible experiencia, así como el hecho de que algunos de ellos habían sido enterrados en estado de coma o con graves daños cerebrales, podría provocar reacciones agresivas y primarias, como si la persona hubiera regresado a un estado “animal”. De ahí el miedo y la creencia de que los “muertos vivientes” eran peligrosos.

Los vampiros

Se cree que el temor a los vampiros, así como su sintomatología (tez pálida, cansancio, dificultades para respirar) podría estar relacionada con un tipo de anemia. Esta enfermedad causa la desaparición de los glóbulos rojos de una persona, provocándole dificultades respiratorias, cansancio y, por supuesto, palidez. Algunos médicos, pioneros en el tratamiento de esta enfermedad, recomendaban la ingesta de sangre fresca, que, efectivamente, provocaba la mejoría de los pacientes. Es probable que el mito de los vampiros “chupasangres” provenga de ahí.

El conde Drácula

Se cree que la novela “Drácula” está basada en un personaje histórico real: Vlad Tepes, también conocido como Vlad Draculea (“hijo de Drácul”, en rumano). Tepes fue príncipe de Valaquia (que junto con Moldavia y Transilvania, constituyeron el reino de Rumanía). Fue un héroe en su tierra, ya que opuso una gran resistencia al avance de los otomanos, pero fue excesivamente cruel con sus enemigos, motivo por el que pasó a la historia como Vlad El Empalador.

Asimismo, se cree que Bram Stoker (el autor de la novela), se inspiró también en la personalidad de la condesa húngara Erzsébet Báthory, que asesinaba a sus doncellas para beber y bañarse en su sangre, creyendo que eso le devolvería la juventud. Cuando fue descubierta, encontraron en sus mazmorras decenas de cadáveres de muchachas desangradas.

Los vampiros y los humanos

Las historias de vampiros han calado en la conciencia colectiva desde hace muchos siglos, ya que personifican lo salvaje de la naturaleza humana, el miedo al depredador y el ansiado deseo de inmortalidad. Los vampiros son a la vez temidos y deseados, envidiados y odiados, lo que los hace unos seres fascinantes capaces de aguijonear la imaginación de miles de personas. Como prueba de que las historias de vampiros no han pasado de moda, podemos ver el tremendo éxito que las novelas “Eclipse”, “Luna Nueva” y “Crepúsculo”, con sus respectivas películas, han tenido entre los jóvenes. Hoy, los vampiros están más vivos que nunca.

Por: Bea

¿Te gustó este artículo?

¡Considera suscribirte a nuestro feed!

Comentarios (4) Trackbacks (2)
  1. ¿Pero el mito de los vampiros no comenzó con Jesucristo? ;)

  2. y el de los zombies con Lázaro, no???

  3. Pozi.

    Todo tiene su explicación XD

  4. Bonito articulo, solo eso, bonito… No tiene referencias bibliograficas, por lo que no puedo decir si es creible o no. ¿En quienes te basaste para explicar sobre el mito? ¿Cuál son las referencias usadas? ¿Cuales libros consultaste? ¿Qué articulos de internet, de revistas o prensa, etc? Ni siquiera tiene el nombre del autor de este articulo o no es visible en ninguna parte… Lastima, se vale investigar un poco y no solo hacer copy-page como loco…


Deja un comentario