QR Code Business Card
LosLotos.com
11abr/11

Alergias primaverales

Todos los años, miles de personas sufren los síntomas de las alergias primaverales. Este año, además, debido a la contaminación y al cambio climático, la primavera se ha adelantado, de forma que los alérgicos sufrirán los síntomas durante más tiempo.

Cómo se produce una alergia y qué síntomas tiene

En algunos casos, el cuerpo reacciona de forma exagerada ante un elemento externo: el alérgeno. Esta reacción podría ser adecuada si el elemento externo fuese tóxico de verdad, pero en los casos de las alergias esto no es así, por lo que resulta peor el remedio que la enfermedad.

 

Los síntomas de una alergia varían desde estornudos, picores y eczemas cutáneos leves hasta problemas respiratorios importantes (asma), inflamaciones de cierta importancia e incluso pérdida de la consciencia en los casos más graves (shock anafiláctico).

Prácticamente cualquier agente externos puede producir alergia. Existen alergias a los tejidos sintéticos o a la lana, alergias a ciertos alimentos, a las picaduras de ciertos insectos o al polen de ciertas plantas. Es éste último caso el más común, y el que aumenta con la llegada de la primavera, aunque lo más normal es que no sea de gran importancia. Este tipo de alergias primaverales se manifiestan con estornudos, “moqueo”, lagrimeo o erupciones cutáneas.

Consejos para afrontar las alergias

Existen muchos métodos caseros para afrontar las alergias primaverales. Uno de ellos consiste en tomar un poco de miel todos los días. Puesto que la miel proviene de las flores, su consumo diario actúa a modo de vacuna: prepara nuestro organismo para el ataque primaveral.

Otros medios buscan fortalecer las defensas de cara a la primavera. Para ello existen muchas posibilidades de origen natural: un zumo de naranja todos los días, algunas infusiones (té verde o té blanco), algunas cápsulas naturales (como la Spirulina), y aumentar el consumo de verduras en nuestra dieta diaria. Algunas plantas, además, no suelen producir alergias y contribuyen a filtrar el aire (es el caso de los helechos).

Obviamente, el mejor consejo para superar las alergias primaverales es mantenerse lejos de los alérgenos: tener la casa limpia, evitar los jardines y no salir a la calle los días en los que la contaminación sea especialmente alta. Para informarnos de los niveles altos de polen, podemos consultar la web.

¿Te gustó este artículo?

¡Considera suscribirte a nuestro feed!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún sin comentarios.


Deja un comentario


Aún sin trackbacks.