QR Code Business Card
LosLotos.com
22sep/11

CARACOLES EN SALSA

Hoy vamos a ver cómo se preparan unos deliciosos caracoles en salsa. Lo primero y más importante es que a la hora de comprar los caracoles, ÉSTOS DEBEN ESTAR VIVOS. Un caracol que lleve muerto un día o dos puede dar amargor a nuestro guiso.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es que los caracoles se alimentan de hierba y hojas verdes, y éstas, por lo general, son amargas. Así, pues, antes de cocinarlos, es recomendable “purgarlos” durante un día o dos. Para ello, los pondremos dentro de un barreño o similar, tapados con una tapa que tenga ventilación, bien lavados y con un poco de harina para que coman. (Cuidado, si ponemos demasiada harina, engordarán demasiado y luego no habrá manera de sacarlos de la cáscara.) Cada día los lavaremos, retiraremos los caracoles muertos y echaremos harina nueva. Sabremos que los caracoles están “purgados” del todo, cuando sus excrementos sean de color blanco. Entonces los lavaremos bien y procederemos a cocinarlos.

INGREDIENTES:

  • Caracoles
  • 1 cebolla
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • Pimentón
  • Especias variadas (tomillo, romero, comino…)
  • 1 hojita de laurel
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Sal

PREPARACIÓN:

  1. Lavar bien los caracoles con agua, y luego hervirlos a fuego lento. Así los caracoles saldrán de su caparazón. Cuando estén todos fuera, subir el fuego para terminarlos de cocer. Estarán bien cocidos si podemos sacar uno de su cáscara sin dificultad.
  2. Tiramos el agua de cocer los caracoles y los ponemos de nuevo en la olla.
  3. Picar el ajo y la cebolla y freírlo en una sartén. Luego batirlo y añadirlo a los caracoles.
  4. Refreír el pimentón con el aceite casi frío. Rápidamente, añadir el vino para que el pimentón no se queme. Luego añadírselo a los caracoles.
  5. Finalmente, añadir agua para acabar de cubrir los caracoles (si es necesario), y echar un poco de sal, la hojita de laurel y las especias al gusto.
  6. Dejar cocer una media hora a fuego lento.

Nota: Los caracoles pueden comprarse ya cocidos y envasados al vacío en algunos supermercados, con lo que nos ahorraremos el proceso previo de "purgado".

Nota: Si nos gusta que los caracoles tengan un punto picante, podemos usar pimentón picante en lugar de pimentón dulce, o una mezcla de ambos.

¿Te gustó este artículo?

¡Considera suscribirte a nuestro feed!

Archivado en: Recetas Deja un comentario
Comentarios (0) Trackbacks (1)

Deja un comentario