QR Code Business Card
LosLotos.com
25oct/11

SOPA CASERA

Con la llegada del frío, nada como una deliciosa sopa. Hoy vamos a ver cómo preparar una sopita de pollo “para chuparse los dedos”. A nosotros nos gusta con tapioca y unas hojitas de hierbabuena.

INGREDIENTES:

  • Una carcasa de pollo (un esqueleto de pollo)
  • Un hueso salado
  • Una patata mediana
  • Un poco de Apio
  • Un poco de Puerro
  • Sal
  • Pasta para sopa (tapioca, arroz, fideos, estrellitas…)

PREPARACIÓN:

  1. Poner en una olla la carcasa de pollo, el hueso, la patata pelada, el apio y el puerro. (Es conveniente lavar un poco el hueso salado antes de echarlo en la olla.) NO PONEMOS SAL, porque el hueso dará mucho sabor, y podría quedar salado. Es preferible que quede un poco soso y corregirlo después.
  2. Cubrirlo todo con agua y ponerlo al fuego durante una media hora en una Olla Express. (Si no usamos una Olla Express, hasta que la patata esté bien hecha.)
  3. Una vez pasada la media hora, abrir la olla (cuidado con la Olla Express, hay que esperar a que se equipare la presión interior y la exterior antes, o se saldrá todo por fuera).
  4. Apartar en un plato la patata, el apio y el puerro, y reservar.
  5. Tirar el hueso salado (ya ha cumplido su labor).
  6. Apartar en una fuente la carcasa de pollo.
  7. El caldo que queda, aparentemente limpio, puede tener trocitos de verdura, de patata o incluso pequeños huesos. Es importante colarlo bien antes de hacer la sopa.
  8. Probamos el caldo: si está soso, añadimos un poco de sal. Si está muy fuerte, podemos añadir un poco de agua.
  9. Una vez colado, cogeremos una parte para nuestra sopa (dos cucharones grandes por cabeza es suficiente), y congelaremos el resto para otro día.
  10. Añadimos la pasta y cocemos.
  11. Podemos servir la patata y las verduras con la sopa. Además, en la carcasa del pollo habrá quedado mucha carne pegada, que podremos desmenuzar y añadir a nuestra sopa casera.

NOTAS:

  1. Puede que no nos guste el sabor del apio y el puerro cocidos, o que nos desagrade su textura. Podemos batirlo junto con la patata y un poco de caldo, y hacer una deliciosa crema de verduras para otro día.
  2. También podemos guardar la carne de la carcasa del pollo para un arroz tres delicias, por ejemplo, o para rellenar unos pimientos del piquillo.
  3. El Apio y el Puerro se vende en manojos demasiado grandes para nuestra sopa. Así que aprovecharemos para hacer una segunda crema de verduras: “Cremitas de Verduras”.

¿Te gustó este artículo?

¡Considera suscribirte a nuestro feed!

Archivado en: Recetas Deja un comentario
Comentarios (0) Trackbacks (1)

Deja un comentario